Desde el colegio Salesiano San Vicente Ferrer de Alcoy, nos proponemos cada curso escolar, trabajar por nuestros alumnos y alumnas para fomentar el desarrollo de la persona desde una visión integral de la misma.

Siguiendo el “Sistema Preventivo” creado por Don Bosco, excepcional educador adelantado a su tiempo, a los niños y a los jóvenes, se les tenía que educar en cuerpo, corazón, mente y espíritu. En este sentido, desde el equipo de pastoral ponemos gran empeño en que cada niño, niña o joven saquen lo mejor de sí mismos tanto a nivel personal, como de relación con los demás y con el mundo que les ha tocado vivir.

En sus “Memorias del Oratorio”(1873) Don Bosco narra la siguiente anécdota que le pasó. Tenía entonces unos 30 años. Fue el encuentro que tuvo con un muchacho de nombre Bartolomé Garelli el 8 de diciembre de 1841: ¿Sabes silbar? Le preguntó Don Bosco a José Garelli en aquella tarde. Aquí Bartolomé se rió. Don Bosco y él comenzaban a ser amigos.

De eso se trata, desde la amabilidad y desde la “agradabilidad” que preconizaba Don Bosco, conectar con los niños, las niñas y los jóvenes para transformar su mundo desde la integridad y la verdad en la fe de Jesucristo.